Ver Videos
Buscar

Adopción Homogeneización

La adopción y homogeinizacion son dos conceptos nuevos que se han introducido actualmente en el mundo de la cunicultura para lograr una mayor producción.
Sabemos que el número de gazapos vivos nacidos entre las conejas de una misma banda es muy variable y facilitaremos un crecimiento similar de los gazapos , un mayor peso al destete y un menor grado de estresamiento de la coneja si aprendemos a hacer adopciones siguiendo una pautas mínimas de actuación:
  • Es recomendable que no introduzcamos mas de 3-4 gazapos nuevos por coneja (sobre todo en primíparas)
  • Se podrán hacer adopciones de diferentes edades siempre y cuando las hembras se hayan inseminado el mismo día.
  • Es aconsejable que el técnico esté libre de olores penetrantes(Desinfectantes, colonia fuerte.....) así como en perfecto estado higiénico.
  • Se puede frotar al gazapo con el pelo de la nueva madre para evitar rechazos.
  • Realizar las adopciones siempre antes del 5 día post-parto.

Una cuestión que al granjero aun le crea dudas es pensar que una hembra no podrá soportar una carga lechera excesiva y que si nos excedemos introduciendo gazapos en su camada no será capaz de producir la cantidad de leche necesaria para todos y no alcanzará el peso al destete deseado. Sin embargo recientes estudios nos indican que la hembra adapta su capacidad lechera al número de gazapos que tiene(siempre que esto se haga en los 3 primeros días post-parto) y que este aumento en su producción lechera no aumenta su mortalidad.
Además normalmente al gazapo le da tiempo a mamar el calostro de la madre antes de ser separados, pero si esto no ocurriera porque estamos haciendo adopciones tampoco es imprescindible, pues la madre ya le ha pasado a sus gazapos elementos inmunológicos por vía placentaria para protegerlos contra agentes ambientales.
En una explotación ganadera, la prolificidad es el factor económico más importante, por encima de la fertilidad , desgraciadamente es un factor que no se puede mejorar genéticamente con lo cual solo podemos evolucionar mejorando nuestros sistemas de manejos y aplicando técnicas que nos lleven a un mayor rendimiento de los animales.
Los técnicas de adopción y homogeinización nos permiten poder controlar mejor a nuestras hembras y regular que prolificidad deseo en mi granja y a cuanto quiero igualar mis nidos; Simplemente debo saber utilizar las hembras, los datos productivos de la explotación y las jaulas de espera.
Sabemos que la fertilidad de una granja es una factor variable y que no siempre logramos los resultados que deseamos, ya que está directamente influenciada por factores externos como el estado sanitario del animal, las condiciones climáticas, estado parasitario, óptima hormonación, etc...esta técnica nos permite lograr la fertilidad deseada en la granja.
Las explotaciones ganaderas pueden cambiar sus parámetros reproductivos a causa de muchos factores, con lo cual podemos encontrarnos con explotaciones que esperaran un 70% de fertilidad y aparecieran con 90 %, en estos caso debemos introducir a las hembras positivas en jaulas de espera y en el momento del parto hacer adopciones con sus gazapos, de estas forma no eliminamos esas hembras positivas con las que no contábamos y podemos sacar un mayor número de gazapos por parto.
Es recomendable que las hembras que coloquemos en las jaulas de espera sean las hembras primíparas. Las madres de primer parto son las menos proliferas y las menos fértiles y además tienen mayor mortalidad. Al quitarle los gazapos a las primíparas cesamos su actividad lactante y disminuimos la circulación sanguínea de una serie de hormonas lactantes que además disminuyen la futura fertilidad, con esto ganamos futuras madres más desestresadas y más fértiles para la siguiente inseminación.
No solo podemos utilizar esta técnica cuando el azar nos depare un aumento de fertilidad, también se puede usar de una forma voluntaria y premeditada, podemos utilizar las adopciones y las jaulas de espera para lograr camadas de mayor número de gazapos, ya que sabemos que un aumento de la producción lechera de la madre no aumenta su mortalidad. En este caso decidiremos a cuanto gazapos queremos igualar nuestros nidos y usaremos las jaulas de espera para llegar a ese número. Es decir, si normalmente igualo nidos a 7 gazapos y mi objetivo es llegar a 9, pues usaré los partos de la jaulas de espera para lograr mi objetivos y obtener así el máximo rendimiento de la explotación.

El concepto de homogeinización de camadas consiste en saber agrupar a los gazapos según su peso y tamaño para obtener así el máximo rendimiento de esa camada.
Para que la técnica de la homogeinización sea positiva es imprescindible que se lleve a cabo conjuntamente con la lactación controlada, es decir, que se complemente con un control sobre la hembra y su contacto con los gazapos. Debemos bioestimular a la hembra y abrirle la trampilla del nidal entre 15-30 minutos al día, siempre a la misma hora y preferiblemente por la mañana para que amamante al gazapo.

En el siguiente estudio observamos como una correcta homogeinización de las camadas repercute positivamente en el peso final al destete. En este estudio creamos dos camadas diferentes, una primera de animales homogéneos pero de pequeño peso (lo que podría implicar un bajo peso final) y otra camada heterogénea con animales pequeños (entre 35-56 gramos)y animales de gran peso(mas de 65 gramos).
El número en ambas camadas es igual(10 gazapos)y podríamos pensar que los gazapos grandes lograrán mejor peso al destete, sin embargo los datos nos indican que el peso final es mejor en las camadas homogéneas, a pesar de ser animales más pequeños.
Pero este tipo de técnica no influye solo en el peso final del animal, sino que además repercute también sobre la mortalidad, y que es menor cuando se trata de animales pequeños, es decir, lo mortalidad de animales de bajo peso en camadas homogéneas es de 4.2%, mientras que en camadas heterogéneas la mortalidad de animales pequeños es de 22.5%. No influye en la mortalidad de animales de mayor peso.

La técnica de la homogeinizacíon no solo consiste en igualar las camadas según el tamaño de los gazapos, también se debe controlar el número de gazapos que ponemos por nidal. Actualmente se recomienda que las camadas formadas por animales de pesos bajos sean camadas de un número menor de animales, así como las camadas de pesos mas altos( mayores de 65 gramos) sean camadas con un gran número de animales, con esto no variamos las mortalidad pero si obtenemos ganancia en el peso al destete.
Debemos saber encontrar el nivel óptimo de la explotación, pues cada granja tiene sus propios parámetros productivos y dependiendo del tamaño medio de las camadas, de su peso medio, del grado de eliminación que apliquemos y del peso medio al destete, podremos igualar de una forma u otra.

Para concluir, cabe resaltar la importancia del estado fisiológico de la explotación a la hora de realizar homogeinizaciones y adopciones. Es necesario que no estresemos y explotemos en demasía a las hembras primíparas, por ello normalmente se recomienda hacerles adopciones de 7-8 gazapos , las madres de segundo parto podrán tener entre 8-10 gazapos y las hembras de tercer parto entre 9-11 gazapos, pues ya están más adaptadas al estrés de una camada con gran número de gazapos.



Efecto de la homogeneización sobre el peso al nacimiento en camadas de 10 gazapos (Guy Perrier).
  • La mortalidad de los pequeños gazapos en las camadas homogeneizadas es de 4.2%
  • En las camadas de peso variable es de 22.5% (p<0.0001) para los pequeños y de 3.3 para los mas grandes.


Autor: Marta Soto Fernández - Farmak S.L.

 


Haga click en las imagenes para Ampliar


© 2009 Conejo Los Abu - info@conejolosabu.com.ar - Ruta 51 km. 4,5 - Ramallo - Bs. As. - Arg. - Tel. 0341-154686171