Ver Videos
Buscar

Discusión técnica

Observando el resumen anterior podemos analizar la variabilidad de cada banda a tenor de un mismo criterio productivo:
Mantener en la explotación 600 hembras productivas sea cual fuere la banda elegida y el ciclo practicado.

De entrada apreciamos una menor implantación-inversión en la banda semanal que se muestra la más favorable de todas. Al inseminar cada semana los riesgos de fertilidad debidos a la estacionalidad, cambios climáticos, estado de los animales, etc., se minimizan respecto a las demás bandas. Hemos establecido una tasa de fertilidad del 76% como media pero todos los cunicultores conocen la variación de dicha tasa durante el año. En una banda semanal existen 52 días de presentación-palpación y en alguno de ellos el resultado podría ser nefasto. En una banda quincenal son 26 los días del año; en una banda trisemanal se reducen a un total de 17,33 días y en la banda única tan sólo 8,66 días por año. Si en una de estas 8 presentaciones o palpaciones la tasa se redujera en un 50%, la media anual de fertilidad quedaría en el 73%. Si esto ocurriese en la banda semanal, la reducción determinaría una tasa de fertilidad del 75,50% al año.



Un riesgo que el cunicultor debe considerar

Si lo que acontece es un problema de mortalidad en los nidos, en una banda semanal y ciclo de 6 semanas con 100 partos de 9 gazapos vivos por parto con una mortalidad del 20% se morirían 180 gazapos. En cambio en una banda única, en el mismo ciclo y con similar problemática serían 600 los partos afectados con una mortalidad de 1.080 gazapos.



Más riesgo que condiciona totalmente la producción

No se nos ocurra pensar en que puede llegar una partida de semen defectuoso en origen o mal aplicado en granja puesto que de 132 dosis en banda semanal y ciclo de 6 semanas se pasaría a 789 dosis en banda única.



Un alto riesgo de considerable repercusión en los partos y la productividad

Pero la problemática no acaba aquí con un semen o inseminación incorrectos o con resultados no esperados en las cubriciones. Imagínense que sólo el 60% de las cubriciones son positivas. De los 100 partos esperados en banda semanal y ciclo de 6 semanas se conseguirían sólo 60 partos con una pérdida de 360 gazapos no nacidos. En una banda única esta pérdida sería de 240 partos con un total de 2.160 gazapos.



Un riesgo total cercano a la catástrofe

Podemos seguir con el comparativo y nos costaría concluir puesto que existen mil factores diferenciales entre las bandas respecto al riesgo y también a la logística. Ello no descarta poder optar a otras bandas como método de trabajo cuando prime la planificación e incluso la economía. Es evidente que siempre hallaremos soluciones tanto técnicas como prácticas como, por ejemplo, en el precio semanal de Lonja. Mientras que en banda semanal cada semana se venden animales y se sigue el precio fijado en Lonja en las otras bandas se requiere un acuerdo con el matadero para establecer un precio medio.

Técnicamente la banda semanal asegura más los resultados esperados respecto a las demás bandas, quedando muy limitada y condicionada la banda única que presenta un alto índice de riesgos justificados, a nuestro criterio, sólo por cuestiones comerciales apoyadas en la sanidad y la logística.

Si nos atenemos en lo estrictamente económico, estaremos de acuerdo de inmediato comparando en todas las bandas un mismo ciclo de 6 semanas con 600 hembras productivas:
  • 708 hembras presentes en la banda semanal frente a las 789 reproductoras de la banda única (+81 hembras).
  • 160 hembras de reposición en la banda semanal frente a las 378 hembras jóvenes de la banda única. (+218 hembras).
  • 1.150 jaulas totales en banda semanal frente a las 1.320 jaulas de la banda única. (+170 jaulas).
Y todo ello para conseguir un objetivo productivo similar en ambas bandas de 5.200 partos anuales.
© 2009 Conejo Los Abu - info@conejolosabu.com.ar - Ruta 51 km. 4,5 - Ramallo - Bs. As. - Arg. - Tel. 0341-154686171